Los Reyes Magos: la ilusión de los niños el 6 de enero

Los Reyes Magos son un símbolo de ilusión infantil, ya que es tradición que la noche del cinco al seis de enero, estos personajes visiten los hogares de los niños que han sido buenos para obsequiarles regalos.

Dicha festividad tiene origen en la Biblia: en la tradición cristiana, los Reyes Magos eran los nobles peregrinos procedentes ‘de Oriente’ que siguieron una estrella guía milagrosa hasta Belén, donde rindieron homenaje al Niño Jesús como rey de los judíos (Mateo 2: 1- 12).

En el evangelio se describe a los Reyes Magos como hombres sabios que siguieron el rastro de una estrella, aunque no es claro si la Estrella de Belén se refiere a un fenómeno astronómico real, o es una figura literaria.

Normalmente los Reyes Magos son representados con aspecto de monarcas, pero no hay nada en las escrituras sagradas que los identifique como miembros de la realeza, sino tan solo sabios, tal vez nobles. Otros los identifican como hombres entregados al estudio de la astronomía.

Su historia es relatada en el evangelio según Mateo, donde su búsqueda llamó la atención del rey Herodes, que ya conocía el lugar del nacimiento de Jesús a través de sacerdotes y escribas, pero que extrajo de los Magos la fecha exacta en que apareció la estrella que anunciaba el nacimiento como confirmación de la profecía bíblica. Luego los envió a ver al niño Jesús, pidiéndoles que revelaran a su regreso su ubicación exacta.

Melchor, Gaspar y Baltasar, como serían conocidos posteriormente, continuaron hasta Belén, donde adoraron a Jesús y le ofrecieron regalos (incienso, oro y mirra).

«Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra», reza el evangelio según Mateo.

El oro se relaciona con el poder; el incienso, utilizado habitualmente como ofrenda a los dioses, serviría para reconocer el lado divino de Jesús. Por último, la mirra se trata de un producto de color ambarino rojizo que se obtiene de la resina del Commiphora myrrha, un árbol que crece en el noreste de África, Arabia y Turquía y que exuda esta sustancia de forma natural. La mirra, no parece tiene un significado concreto.

Según la tradición de la Iglesia occidental, Balthasar se representa como un rey de Arabia o Etiopía; Melchor, como un rey de Persia; y Gaspar, como un rey de la India.

Yolanda Valle