La rosca de reyes, una tradición con un significado especial

La rosca de reyes es uno de los alimentos que disfrutan los mexicanos en los primeros días del año, y uno de los más esperados, que además tiene un significado especial.

Podemos disfrutar de su delicioso aroma al pasar por las panaderías cercanas, y además de que es deliciosa y puede ser muy divertido tratar de evitar que nos toque el Niño Dios y tengamos que poner los tamales de dos de febrero, su origen y creación está llena de simbolismos, a continuación, te compartimos más.

Desde el siglo III en Roma se elaboraban panes con higo y miel para el dios Saturno.

En el siglo VII se hacía un roscón de pan y se designaba rey de daba a quien encontraba un haba, que aún es incluida en estas roscas.

En el siglo XIV la tradición pagana se cristianiza, por lo que posteriormente, en el siglo XVI, llegó a México durante el virreinato.

Su diseño semicircular representa el amor infinito de Dios, sin principio ni fin, de acuerdo a esta creencia.

Los frutos de la rosca representan las joyas de las coronas en los reyes que buscaban al Niño Dios.

El niño escondido representa cuando María y José escondieron a Jesús para protegerlo de Herodes.

Comer el pan representa la comunión con Jesús. Tradicionalmente quien encuentra al niño, es quien se encarga de vestir al niño dios de la casa y llevarlo a ser bendecido el día de la candelaria.

Posteriormente, se han agregado elementos como las habas o el anillo que auguran el casamiento de quién lo descubra

Sin duda, la rosca de reyes está llena de sabores y significado

Jazmín García