Podrían reabrir a la afición el estadio Hidalgo, con amarillo

A casi un año del último partido con público, el estadio Hidalgo podría reabrir las puertas a los aficionados ante el cambio a semáforo epidemiológico amarillo en la entidad.

Hace unos meses, la directiva de los Tuzos se reunió con el Concejo municipal, encargado en ese momento del ayuntamiento, y con la Secretaría de Salud estatal, donde se definió que el público podría regresar con aforo limitado al ingresar el estado a amarillo.

Ahora que se dará esto a partir del 1 de marzo, se abre la posibilidad para el retorno de personas a las tribunas del estadio Hidalgo.

El próximo partido del Pachuca en casa será el lunes 8 de marzo, recibiendo a los Xolos de Tijuana, mientras que el equipo femenil juega este lunes 1 de marzo ante Monterrey.

La Secretaría de Salud federal señala que, en amarillo, el espacio público abierto se abre de forma regular, y los espacios públicos cerrados se pueden abrir con aforo reducido.

Solamente restaría que las autoridades y los directivos del club definan el aforo que tendrán en las tribunas, que podría ir de un 20 a un 40 por ciento, de acuerdo a lo que ha sucedido en otras plazas del futbol mexicano.

Esto quedará en manos de las autoridades sanitarias, que definirán si algunos municipios de la entidad permanecen en semáforo rojo o naranja, ya que hay un semáforo estratificado en el país.

Esto podría retrasar algunas semanas aún el retorno de aficionados al estadio Hidalgo, que está por cumplir un año sin público en sus tribunas.

Alfonso Rivera

 

Más con Pachuca Brilla ¿Cuáles son las actividades que se pueden reabrir con el semáforo amarillo?

Hidalgo pasará a semáforo epidemiológico amarillo para la próxima quincena, lo que representa la posibilidad de que más actividades se puedan reactivar.

El semáforo amarillo representa un riesgo de contagio medio, por lo que deben mantenerse las medidas sanitarias como hasta el momento.