Los balnearios de Hidalgo

Los balnearios de Hidalgo son la opción favorita para olvidarse del estrés diario.

Existen decenas de balnearios a lo largo de la entidad listos para recibir a sus visitantes con los brazos abiertos, en excelentes condiciones de limpieza y seguridad.

Tan sólo en Ixmiquilpan se encuentran decenas de centros acuáticos, cuatro de ellos de los más destacados del estado: Te-Pathé, Maguey Blanco, EcoAlberto y Dios Padre. Estos cuatro balnearios cuentan con albercas, áreas verdes y toboganes para incrementar la diversión tanto de chicos como de grandes.

Así mismo, en el municipio de Atotonilco El Grande se localiza Santa María Amajac, conocido por sus albercas de aguas termales, perfectamente adecuadas para la relajación, cuenta con hotel y bar.

 

En la zona de Huichapan se encuentra El Pathecito, centro acuático con hotel, zona de camping y toboganes.

 

El municipio de Cardonal cuenta con dos centros ecoturísticos que se complementan con la belleza natural del lugar, llamados La Gloria Tolantongo y Grutas de Tolantongo en los que además del servicio de albercas, hotel y zona de camping se puede hacer senderismo y visitar las grutas.

 

El Géiser, En Tecozautla, es un parque ecoturístico de aguas termales en el que existe el servicio de albercas, hoteles, spa y zona de camping, pero su particularidad es que tiene un respiradero de volcán en el que se aprecia un espectáculo natural impresionante.

 

En Hidalgo es común encontrar un balneario cerca de ti o aledaño a tu hogar, también entre los destacados del Estado de Hidalgo se encuentran El Arenal ubicado en Tecozautla, Doxey en Tasquillo, Santa Ana en Tulancingo, Baño Grande en Mixquiahuala, Tlaco en Chilcuautla o Las Lumbreras en Ajacuba.

Autor: Irving Cruz