“Jamás exigí que cerraran la clínica”: responde El Costeño a alcaldía de Calnali

Luego de que la alcaldía de Calnali señalara al comediante Javier Carranza “El Costeño” de prepotencia y pedir que le cerraran la clínica para recibir atención tras el accidente que sufrió la madrugada del domingo, el actor respondió.

“Jamás llegué a exigirles que cerraran la clínica para mí ni que me dieran lo que no hay, eso es una mentira”, indicó El Costeño en una transmisión en sus redes sociales, en la que dijo que ni siquiera lo reconocieron quién era: “yo no traía nada, ya hemos visto que con el sombrero ya me reconocen pero con esta cara no”, bromeó.

El Costeño narró cómo fue el momento del accidente, mencionando que en una curva el chofer venía a una velocidad aproximada de 60 kilómetros por hora cuando sintió la cuneta de la vía y se siguió, quedando a una profundidad aproximada de dos metros.

Indicó que las filas de asientos se desprendieron ante el impacto, al igual que quienes venían en las camas salieron volando.

El Costeño indicó que únicamente los choferes traían el cinturón de seguridad, considerando que hubieran tenido lesiones mayores quienes viajaban atrás si los hubieran llevado puestos ante el desprendimiento de los asientos.

Explicó que él venía detrás a los choferes y platicaba con ellos en el momento que ocurrió la salida del camino, y que tardó un tiempo en reaccionar mientras escuchaba gritos y sollozos e intentaban salir por las puertas laterales y trasera, que estaban atoradas con el terreno.

Fue a través de la puerta del piloto donde pudieron salir y sacar a sus compañeros lesionados, mientras recibieron apoyo de unas personas y después arribaron elementos de la Policía de Calnali, Protección Cicil y una ambulancia.

Señaló que sus compañeras fueron trasladadas en ambulancia y después él y otros miembros de su staff en una unidad de Protección Civil a una clínica de Calnali en la que una doctora y una enfermera los atendieron a todos “improvisando y con lo poco que tenían en las manos”.

Acerca de la solicitud de traslado a una clínica de Pachuca, El Costeño apuntó que “No era un capricho la ambulancia, la misma doctora me dijo requieren de otro tipo de atención que yo no les puedo brindar porque estoy limitada”, ya que sus compañeras se adolecían de la clavícula y las piernas, temiendo que fueran fracturas.

Explicó que miembros de Protección Civil les ofrecieron llevarlos a Huejutla, pero él prefería acercarse que alejarse, por lo que les deseaba que los llevaran a Pachuca, pero le comentaron que solo el presidente municipal podría autorizar eso, por lo que habló con el intermediario del show, quien les dijo que ya había hablado con el alcalde de Atlapexco e iban a ir por ellos, algo que no sucedió.

“Por eso solicitamos el apoyo desde la Ciudad de México y ya mandaron los coches para llevarnos”, mencionó El Costeño, que reiteró que no tuvo ningún contacto ni con el alcalde de Atlapexco ni con el de Calnali.

El comediante reiteró que jamás solicitó el cierre de la clínica “ni que fuera yo quien o que” y pidió al alcalde Isaid Acosta “que me lo pruebe y me lo sostenga”.

El alcalde emitió un comunicado la mañana de este martes en el que comentó que “no se otorgan tratos preferenciales a un particular o un grupo de ciudadanos” en la atención de salud y que las instituciones de salud son las únicas responsables de emitir las órdenes de traslado de pacientes.

“El quehacer diario de esta administración ha sido siempre buscar el interés general y no caer en provocaciones que a todas luces pretenden facciosamente demeritar y soslayar nuestra actuación”, concluyó.