De corazón pachuqueño, Fausto Estrada Guerrero inició en las calles de la Bella Airosa, Real del Monte y Huasca con sus primeros acercamientos al cine, sin imaginar que llegaría a participar en un proyecto que ahora está nominado al Oscar.

El joven, nacido en Querétaro pero que pasó su niñez y juventud en Pachuca, comparte cómo ha sido su aventura en el séptimo arte, gusto que nació viendo películas de Chaplin y armando videos con amigos.

Conoce más de él en esta charla que tuvo con Pachuca Brilla, a unos días de la entrega de premios.

Pachuca Brilla (PB): ¿Cuál es tu edad y de dónde salió el gusto por el cine?

Fausto Estrada (FE): Tengo 31 años. Desde chico me gustaba el cine, mi abuelo me ponía películas de Chaplin y se me hacían chistosas. Pero fue hasta la prepa, cuando tomé una clase de comunicación, que comencé a hacer videos musicales y cortometrajes con mis amigos. Cualquier pretexto se volvió bueno para hacer un video, desde una presentación escolar, o nomás por hacer efectos o “trucos” interesantes con imágenes. De repente, las “tareas” y “el trabajo” dejaban de sentirse como tales, y fue entonces cuando sentí que el cine era algo a lo que me podría dedicar. Agradeceré siempre a mis padres por la incondicionalidad y el entusiasmo con el me apoyaban fueran cuales fueran mis intereses, sin ellos definitivamente no me hubiera aventado.

PB: ¿Cuál es tu sensación al formar parte de un proyecto que está nominado al Oscar?

FE: Es una emoción que comparto con muchos otros mexicanos que tuvimos la oportunidad de participar en el proyecto. A muchos los conocía de trabajar México siendo buenos amigos y me da particular gusto que nos esté yendo bien a todos aquí en Canadá. En estos proyectos, son tantos los diferentes departamentos que el trabajo de uno brilla gracias al trabajo de los demás, es un esfuerzo colectivo muy grande. El equipo estuvo compuesto por cientos de artistas y personal de todo el mundo; una experiencia siempre enriquecedora. Quisiera mandar un agradecimiento especial a mi familia y a la de todos, parejas y amigos de los involucrados, que nos dejaron de ver más horas de las que les habría gustado, ya que fue un proyecto muy demandante.

PB: ¿Cuál fue tu función dentro de la cinta Spider-Man Into The Spider-Verse?

FE: Formé parte del equipo de estereoscopía de la película. Somos los que nos encargamos de la versión en tercera dimensión O 3D de la película. Cuando uno compra boleto para la función 3D, obtiene lentes especiales y las imágenes comienzan a salir o a irse profundamente dentro de la pantalla, eso es la “estereoscopía”. El departamento al que pertenezco se encarga de que todo funcione, sea cómodo, voluminoso, emocionante, vertiginoso, etc. A veces se piensa que hago diseño sonoro porque se le relaciona a audio estéreo, pero no, se refiere a imágenes en tercera dimensión, estereoscópicas o simplemente: “3D”.

PB: Podrías contarnos sobre tu trayectoria dentro de la industria del cine y cómo fue que llegaste a participar en esta cinta

FE: Terminando mis estudios cinematográficos, a finales del 2009, comencé a trabajar en una casa de post-producción llamada New Art Digital en la Ciudad de México. Ahí comencé a especializarme en estereoscopía y tuvimos la oportunidad de trabajar en algunos buenos proyectos nacionales, desde largometrajes animados en 3D hasta cortometrajes de acción viva mediante captura 3D nativa. Más adelante, en 2013 tuve la oportunidad de formar parte de la producción de “Un gallo con muchos huevos” de Huevocartoon de como el Estereógrafo de la película (o Supervisor de Estereoscopía). Fue un muy buen proyecto debido a sus altas ambiciones y su gran escala, que pondría a prueba a mucho talento mexicano. Afortunadamente le fue bien a la película, impulsando la industria, al talento local e incluso catapultando a muchos a continuar su desarrollo profesional en estudios mayores y en el extranjero. Yo entro a Sony Pictures Imageworks en Vancouver en el 2015 y desde entonces he tenido la fortuna de formar parte de un gran equipo en varios largometrajes animados, siendo Spiderman Into the Spiderverse uno de los más recientes.

PB: Cuéntanos un poco sobre tu vida en Pachuca

FE: Recuerdo que me gustaba andar en bicicleta con mis amigos, andar en patineta, tocar la batería en bandas famosas en nuestras casas, jugar tenis y futbol y, por supuesto, andar haciendo videos. Nuestras locaciones favoritas para rodajes eran el bosque, las callejuelas de Real del Monte y las ex haciendas de Santa Maria y San Miguel Regla. Viví en Pachuca de los 10 a los 17 años.

PB: Algún mensaje que te gustaría enviarle a los jóvenes de Pachuca y México que ahora ven en ustedes una inspiración

FE: Que sepan que hay mexicanos en prácticamente todas las películas que les gustan. Esto no es algo que se reporte seguido y quizá se desconoce fuera de los círculos de la industria. Que sepan que estas profesiones no son tan inalcanzables como de repente se percibe. A los que les intrigue seguir un camino similar tengan la confianza en sus intereses, talentos e historias a contar. No se tiene que ser extraordinario para destacar o llegar a donde uno quiere. Como mexicanos estamos en todos lados y a todos lados podemos llegar.

PB: ¿Qué más te gustaría lograr en tu trayectoria?

FE: En el futuro me gustaría debutar como escritor y director de largometrajes, ya sea animados o acción viva. A corto plazo, cruzo los dedos para que le vaya bien a Spiderman: Into the Spiderverse en los premios Oscar.

Alfonso Rivera