Cabildo de Pachuca aprueba por unanimidad código de ética y reglamento para la gestión ambiental municipal

Con la intención de contar con un ordenamiento que encauce los esfuerzos destinados a la preservación, restauración y conservación del medio ambiente, la Asamblea capitalina aprobó por unanimidad dentro de su Septuagésimo Quinta Sesión Ordinaria Pública de Cabildo el Reglamento para la Gestión Ambiental Municipal.

Dicho reglamento consta de 159 artículos distribuidos en cuatro títulos, por medio de los cuales se indican disposiciones para regular las acciones de las personas con relación a la naturaleza, a fin de fomentar la sustentabilidad del entorno ecológico, para que se traduzcan en una mejor calidad de vida para toda la población.

Entre los aspectos abordados por el Reglamento para la Gestión Ambiental se encuentran el Uso y aprovechamiento de Áreas naturales protegidas y administración de las mismas.

Otro rubro incluido es el de Espacios urbanos verdes y Arbolado urbano, con especificaciones sobre: forestación, protección e intervención de árboles y palmeras monumentales.

Con relación a la Prevención y control de la contaminación, se consideran medidas de acuerdo a la procedencia de ésta; que puede ser de fuentes fijas y móviles, pero también se incluyen la polución provocada por contingencias.

Cabe mencionar el citado reglamento contiene también capítulos de acciones preventivas y de control de contaminación del agua y suelo, así de fuentes lumínicas, visuales y de ruidos.

El Reglamento para la Gestión Ambiental de Pachuca que entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial de Estado de Hidalgo, incluye también apartados relativos a quejas y denuncias administrativas, medidas de seguridad, así como a infracciones y sanciones.

Asimismo el H. Ayuntamiento aprobó el Código de Ética para las y los Servidores Públicos de la Presidencia Municipal de Pachuca de Soto que establece la normativa a seguir por parte de los trabajadores en los que destacan: el trato digno a los ciudadanos para que no exista discriminación; el actuar con honradez y rectitud en el manejo de los recursos públicos mismos que serán transparentados.

En este sentido y con el compromiso de dar cabal cumplimiento a la normativa se han implementado enlaces en cada una de las dependencias de la Presidencia Municipal encargados de supervisar el decálogo.