2 de noviembre, el día de los Fieles Difuntos. La gran fiesta de los muertos

El 2 de noviembre es el día de los Fieles Difuntos, el más importante de la celebración a los muertos.

Este día se ora por todas aquellas ánimas que aún no han recibido acceso al paraíso. Durante los días en que se celebran a los muertos, nuestros seres queridos pueden volver del más allá por algunas horas para visitar a sus familiares y estar cerca de ellos una vez más.

El culto prehispánico a la muerte fue uno de los elementos que se fusionó con el catolicismo, en un sincretismo religioso que perdura hasta nuestros días, siendo una de las tradiciones más arraigadas entre los mexicanos.

Este 2 de noviembre se celebra el Día de los Fieles Difuntos y es una de las fechas más importantes del Día de Muertos, pues está dedicado a recordar y convivir con los adultos que se adelantaron en este mundo, muchas familias acuden a los panteones a llevar flores, velas y otros regalos a las tumbas y colocando un altar con objetos básicos incluyen veladoras, sal, incienso, calaveritas de azúcar, el tradicional pan de muerto y flores de cempasúchil.

Además, solemos incluir en los altares los platillos favoritos de nuestros familiares que ya partieron, fotografías suyas, en algunas ocasiones objetos personales e incluso elementos como cigarros o algún licor. En el caso de los niños, se colocan dulces o algún juguete.

La ofrenda se quita al día siguiente del 2 de noviembre, ya que las almas vuelven al otro mundo. Esto, claro, después de disfrutar de los platillos que les fueron preparados y colocados en la ofrenda.

El Día de Muertos es una celebración tradicional mexicana que inspiró a otras zonas de Latinoamérica a honrar a los muertos.​​

Tiene lugar los días 1 y 2 de noviembre y está vinculada a las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos.

En el siglo XIV, la religión creó un tercer nivel, mejor conocido como el purgatorio.

Esta tradición llegó a América tras la Conquista de los españoles quienes combinaron tanto aspectos indígenas o prehispánicos con la religión.

Esta festividad está vinculada a las celebraciones de Todos los Santos y el Día de los Fieles Difuntos en la Iglesia católica.

Este día corresponde a un día usual en el calendario laboral, aunque algunas empresas y comercios deciden tomar el día como no laborable.

Alejandra Naranjo