Médico pachuqueño salva vidas donando sus órganos

Julio César salvó vidas con su profesión y tras su muerte.

El médico veterinario zootecnista y patólogo falleció, y su familia cumplió lo que siempre manifestó que era su voluntad: donar sus órganos para poder ayudar a quienes lo necesitan.

El Hospital General de Zona No. 1 del IMSS en Pachuca compartió que Julio César salvara vidas gracias a la donación multiorgánica, que le valió ser reconocido por el personal y pacientes de la clínica.

Dos riñones, dos córneas y tejido óseo se entregaron al Banco del Hospital La Raza y al Banco de Tejido del Estado de México, informó el IMSS.

Las personas que lo conocieron le rindieron palabras de reconocimiento por esta última acción en este mundo, que dijeron va con lo que siempre fue como persona, al tiempo que recordaron cómo siempre apoyó a los animales y a las personas a quienes atendió en su profesión.

Julio César ayudó en la vida y en la muerte, y dejó ejemplo para la cultura de la donación de órganos, que sigue siendo muy escasa en nuestro país.