Las cabañuelas: ¿qué son y por qué van en primeros días de Año Nuevo?

Las cabañuelas son una de las creencias más comunes que existen cuando un año comienza, ya que, según la tradición, predicen el clima que habrá a lo largo de los 12 meses.

En la tradición más popular de las cabañuelas, utilizada en México, España y diversas partes de Latinoamérica, el clima de los 12 meses se pronostica con base en los 31 días de enero.

Las cabañuelas se dividen de la siguiente manera:

  • Del día 1 al 12 de enero de cada año se cuentan los meses en orden ascendente, es decir, empezando por enero, y del día 13 al día 24 de enero de cada año se cuentan los meses en orden descendente, es decir, empezando por diciembre.
  • Luego, del día 25 al día 30 de enero de cada año se toman 2 meses, cada día en orden ascendente; por lo tanto, cada mes tiene una duración de 12 horas dentro del día.
  • Los últimos días del mes se dividen en mañana y tarde, y en orden cada uno representa un mes (la mañana del 25 es enero, la tarde del 25 es febrero, la mañana del 26 es marzo y así sucesivamente).
  • Para las cabañuelas, el día más importante es el 31 de enero, cuando se toman tramos de dos horas, correspondientes a cada mes en orden descendente. Por ejemplo: 0:00 a 1:59 es diciembre, de  2:00 a 3:59 noviembre y así con todos los meses.

Lo extraño de estas predicciones regionales y culturales es el cambio de clima tan repentino que de un día para otro cambia en este mes elegido para las predicciones. No existe una explicación científica que avale este conocimiento ancestral. Sin embargo, cada año se les sigue recordando, por mera tradición, aunque mucha gente del campo sigue utilizándolo para prevenirse en sus cosechas del año.

Según parece, la palabra cabañuelas proviene de la festividad judía de los Tabernáculos. En un documento de Toledo del año 1020, se menciona que los judíos colgaban cien cabañuelas en su barrio en memoria de los años que pasó el pueblo judío vagando por el desierto del Sinaí. Como en esta festividad judía se realizan ritos referentes a la predicción meteorológica, el término adoptó ese significado en castellano.