Cristo Rey de Pachuca, el milagro que originó el monumento

Ubicado en el cerro Santa Apolonia, Cristo Rey es uno de los monumentos más distinguidos y representativos de Pachuca, no sólo por su belleza arquitectónica, si no también por su particular historia.

El monumento mide 10 metros en la base y 33 metros de alto, pues simboliza la edad en la que supuestamente murió Jesús de Nazaret. Fue diseñado por el arquitecto César Narváez y construido por el ingeniero José Luis Lugo en la década de los años noventa, finalmente fue inaugurado el 17 de abril de 1996.

Cristo Rey en una gran fotografía de Miguel_kurz

Publiée par Pachuca Brilla sur Lundi 25 février 2019

La leyenda dice que su construcción fue encargada por trabajadores de la Mina El Paricutín, a quienes Jesús les realizó un milagro, en 1940. Se dice que un grupo de mineros de aproximadamente quince o veinte, regresaba de su jornada de trabajo cuando el malacate (un especie de elevador utilizado en las minas) falló y los dejó atascados en el túnel de la mina, con peligro de caer a una altura aproximada de 300 metros.

A pesar de los intentos, la máquina no lograba funcionar, por lo que los mineros comenzaron a rezar, al decir “Cristo Rey, si nos salvas te haremos un monumento”. Acto seguido y posteriormente de varios intentos para destrabar la máquina, el malacate funcionó y los mineros llegaron sanos y salvos a la superficie.

#PachucaBrillaCristo Rey, uno de los monumentos que más llama la atención en la Bella Airosa. Conoce un poco de su historia

Publiée par Pachuca Brilla sur Dimanche 24 novembre 2019

Durante 40 años, los mineros buscaron la manera de cumplir su promesa, sin embargo, por falta de recursos económicos no podían realizarla. Entonces, los trabajadores pidieron apoyo del sacerdote Alfonso Romero, de la Parroquia de San Francisco. El clérigo ayudó a los mineros consiguiendo apoyo y recursos, principalmente de Luis Manuel Willars, entonces director general de la compañía Real del Monte.

Finalmente, el 6 de septiembre de 1982, más de 40 años después de la promesa que hicieron los mineros, fue trasladada una cruz enorme de madera desde la Parroquia de San Francisco hasta la actual ubicación del Cristo Rey. Dos meses después se inicio la construcción, con apoyo de creyentes, ciudadanos, políticos, programas de gobierno, etc. El valor estimado de la construcción fue de 10 millones de pesos.

Actualmente, el santuario del monumento cuenta con un mirador, una cripta, espacios públicos y de atrás verdes. Así, los mineros de la compañía Real del Monte lograron cumplir con su promesa.

 

Irving Cruz