Conoce Pachuca a bordo del tranvía turístico

Para conocer Pachuca y su historia, hay un recorrido ideal en el tranvía turístico, que te llevará por puntos emblemáticos de la Bella Airosa.

Con un paseo de alrededor de una hora, el tranvía avanza por calles tradicionales del Centro Histórico y barrios de Pachuca para observar los edificios, monumentos y más puntos para saber más de la historia de la capital hidalguense, con un recorrido que va dirigido por guías certificados.

El paseo arranca en la plaza Independencia para admirar el Reloj monumental, y de ahí avanza por calles como Guerrero, Matamoros, avenida Juárez y avenida Madero para conocer más de la riqueza de Pachuca.

Después se avanza con rumbo a la parte alta de la ciudad, para llegar al Mirador y al Cristo Rey, desde donde se puede apreciar una gran vista de la Bella Airosa.

Dependiendo el horario, los recorridos modifican algunos de los puntos a visitar, pero siempre con seguridad que te llevarán a los más destacados del primer cuadro.

El tranvía turístico Sayjo realiza recorridos viernes, sábados y domingos, además de días festivos, con horarios a las 11:30, 13:00, 14:30, 16:00 y 17:30 horas.

Durante periodos vacacionales tienen servicio todos los días.

Los boletos se pueden adquirir en el tranvía turístico, ubicado frente al Reloj Monumental, junto al edificio de BBVA. Tienen un costo de 80 pesos por persona, con promoción para adultos mayores con Inapam, estudiantes y maestros. Además constantemente tienen promociones.

Para mayores informes, se pueden comunicar a los teléfonos 7187120 y 7711659342, además de sus redes sociales Tranvía Turístico de Pachuca.

Puntos que visita

  • Plaza Independencia
  • Mercado Barreteros
  • Plaza Juárez
  • Teatro Bartolomé de Medina
  • Jardín del maestro
  • La Villita
  • Parque de Convivencia
  • Glorieta de los Insurgentes
  • Parque Hidalgo
  • Ex convento de San Francisco
  • Casa Rule
  • Cajas Reales
  • Hacienda la Purísima
  • Mirador
  • Cristo Rey
  • Mina San Juan Pachuca
  • Templo metodista

Alfonso Rivera