Aumentan trastornos del sueño en la población escolar

Desde la llegada del COVID-19 tuvimos que permanecer más tiempo en casa, olvidarnos de salir a distraernos con nuestros amigos o convivir con más personas, lo que provocó que el sueño comenzara a alterarse y nuestras actividades fueron cambiando con la nueva normalidad.

Un especialista de la clínica de trastornos de sueños de la Facultad de Medicina de la UNAM mencionó que los terrores nocturnos son indicadores, particularmente en población escolar, que revelan trastornos mientras duermen e inciden en la disminución de su calidad de vida.

El regreso a la nueva normalidad podría provocar en los alumnos de nivel básico, medio y superior dificultad para conciliar su sueño por los cambios que se han vivido y se siguen viviendo en estos últimos meses.

No solo es la falta de sueño, sino también la ansiedad que muchos estudiantes están pasando.

Una de las principales alteraciones de sueño es el uso de aparatos móviles a la hora de irse a dormir.

Citlali Ríos