El maguey de Hidalgo ha ido desapareciendo poco a poco en el territorio estatal. Debido a diversos factores, en los últimos años está planta ha dejado de verse en municipios que tenían gran abundancia.

De acuerdo a la Secretaría de Agricultura de Hidalgo, la sobreexplotación y malas políticas para su cuidado provocaron que los productores vieran hacia otros cultivos y dejaran que no hubiera mayor plantación.

Municipios como Singuilucan, Emiliano Zapata y Zempoala sufren de esto, mientras que otros como El Cardonal han continuado explotándolo para diferentes usos.

El maguey sirve para bebidas, penas, fibra, miel, entre muchos otros usos, por lo que buscarán fortalecer a la planta para que continúe como referente en el estado.