El Parque Hidalgo se encuentra ubicado entre las calles Parque Hidalgo y Francisco Madero, en la ciudad de Pachuca, Hidalgo.

Su historia es extensa, debido a que es uno de los primeros parques y más emblemáticos de la ciudad, surgió de la creatividad e ingenio de los maestros jardineros pachuqueños.

Su origen se remonta al 1861, año en el que se expropiaron las instalaciones y anexos del Convento de San Francisco, en cumplimiento a lo preceptuado en las leyes de Reforma.

Existe en el Archivo Histórico del Poder Judicial del Estado, un documento, fechado el 4 de octubre de 1862, en el que consta el contrato celebrado entre José María de los Cobos, Síndico del Ayuntamiento de Pachuca y el señor José Luis Revilla, para construir en el mencionado lugar, un paseo al estilo de la Alameda Central de la Ciudad de México.

Las obras para su construcción se iniciaron en 1863, los cuales no llegaron a concluirse en los términos del contrato, el Ayuntamiento de la ciudad retomó el proyecto y lo continuó hasta concluirlo en 1882, inaugurándose con el nombre de “Parque Porfirio Díaz”. La Asamblea Municipal aprobó el cambio de su nombre por el de Parque Hidalgo, lo que sucedió, el 14 de junio de 1911.

En los años treinta del siglo XX existía un pequeño lago en el parque, donde se podía gozar de tranquilos paseos en lancha.

Aquí también hay una particular historia con el árbol del Niño, leyenda que cuenta que dos niños quedaron abrazando a uno de los árboles de este lugar, lo que se puede observar junto a toda la historia en este punto.

Actualmente es un parque en donde se puede disfrutar de la familia, se rentan carros eléctricos para los niños, inflables, juegos como columpios, resbaladillas, dentro del parque se puede disfrutar de una fuente, así como arboles para estar bajo la sombra, canchas de juego, un kiosco, fuente y un enorme reloj de sol, cuya carátula está tapizada por infinidad de flores.

Visita el Parque Hidalgo y pasa un momento agradable con toda tu familia.
Recuerda que Pachuca Brilla.