Por Daniel Suárez

Las Grutas de Tolantongo se encuentran ubicadas en el municipio del Cardonal en Hidalgo y de acuerdo a diversos testimonios la palabra Tolantongo deriva del náhuatl y significa “lugar donde se siente calorcito”.

Está belleza natural es un cañón y conjunto de cuevas, formadas por la gruta principal en la que fluye un río de aguas termales y un túnel más pequeño, de aproximadamente 15 metros.

En esa misma gruta fluyen aguas termales hasta formar un río, que que se compone de tres complejos de hoteles y piscinas de agua caliente cerca de la parte inferior del cañón, que tiene paredes de hasta 500 metros de altura.

Su principal atractivo son la dos grutas en el extremo cerrado del cañón, de los cuales fluye el río pequeño calentado volcánicamente que sigue el fondo del cañón.

Alrededor de estas dos aperturas, cascadas calientes fluyen hacia abajo las paredes del cañón empinadas, aquí los visitantes pueden practicar senderismo, rapel y espeleología.

En varias secciones de las paredes del cañón hay pequeñas piscinas hechas por el hombre, la mayoría de ellas están sombreadas por árboles, permitiendo a los turistas para bañarse en aguas cálidas, con vistas al cañón al mismo tiempo.
El agua cae alrededor de estas tres piscinas.

Además, el lugar cuenta con albercas, restaurantes, hoteles, tiendas de abarrotes y la tirolesa más grande de Hidalgo de cerca de dos kilómetros de distancia.

Para los amantes del camping existe una área especial en la cual pueden instalarse y relajarse con el maravilloso paisaje de sus alrededores.

¿Qué estás esperando? Que no te lo cuenten, visita las grutas de Tolantongo y enamórate de Hidalgo.