Este fin de semana, la Bella Airosa se llenó de alegría con un festival dedicado al viento, el cual caracteriza a Pachuca.

De acuerdo al ayuntamiento, fueron más de tres mil personas las que disfrutaron de este festival, desarrollado en el parque Ben Gurión, donde volaron decenas de papalotes con los aires pachuqueños.

Además hubo premios al mejor papalotes y a la mejor fotografía de ese concurso, venta artesanal y gastronómica, música, entre otros atractivos que hicieron grandes días.

Se espera que este evento se repita más seguido gracias a la gran respuesta que tuvo por parte de las familias de Pachuca y otros municipios de Hidalgo y estados vecinos.