Hidalgo es un estado que tiene una gran riqueza natural, cultural, histórica, gastronómica, turística y en muchos aspectos que lo hacen un sitio maravilloso para conocer.

Te invitamos a explorar algunos de los motivos que hacen de Hidalgo un lugar maravilloso para que visites en tus próximas vacaciones, de fin de semana o de paseo, con todas las opciones que brinda a lo largo y ancho de su territorio, con 84 municipios que guardan rincones especiales que debes conocer.

  1. Pueblos Mágicos

Hidalgo tiene cinco Pueblos Mágicos, que son: Huasca, Real del Monte, Mineral del Chico, Huichapan y Tecozautla, cada uno distinto y con muchas cosas por descubrir.

Huasca es el primer pueblo mágico de México, nombrado con este distintivo en 2001, en el que podrás conocer maravillas naturales como los Prismas Basálticos y recorrer sus calles empedradas para visitar su iglesia y kiosko.

Real del Monte es uno de los pueblos mágicos más visitados de México gracias a sus mágicas calles que hacen sentir un ambiente especial por su riqueza minera, además del característico clima que tiene al ser el punto más alto habitable del país.

 

Mineral del Chico esta rodeado del parque nacional en el que podrás vivir muchas experiencias con el deporte extremo, zonas para acampar o realizar días de campo, además de su pueblito único que tiene ese toque de magia.

Huichapan es otro rincón espléndido, con mucha historia para México ya que en el balcón de El Chapitel se celebró por primera vez la ceremonia del Grito de Independencia, además de recorrer el hermoso convento.

Tecozautla ofrece muchas sorpresas, con la maravilla natural del géiser, sus grandes parques acuáticos y el Reloj e iglesia que le dan especial sabor a este rincón del estado.

  1. Pachuca

La capital del estado, mejor conocida como la Bella Airosa, ofrece un sinnúmero de atractivos, siendo el más conocido el Reloj Monumental, símbolo de la ciudad y del estado desde 15 de septiembre de 1910, fecha en que fue inaugurado para celebrar el centenario del inicio de la Guerra de Independencia.

Pero también está el ex convento de San Francisco, el Museo de Minería, Cristo Rey, Cuartel del Arte, Museo de la Fotografía, explanada Bicentenario, parque David Ben Gurion y su espectacular pisal en homenaje a la mujer universal, plaza Juárez, plaza Constitución y muchas más cosas que ofrece, además de su característico viento.

  1. Conventos

En varios municipios de Hidalgo existen conventos que además de ser joyas arquitectónicas guardan muchas historias en sus muros, como retablos, pinturas y más de la época colonial y algunos vestigios de la prehispánica.

Epazoyucan, Apan, Tepeapulco, Pachuca, Metzttlán, Actopan e Ixmiquilpan tienen algunos de los más representativos y espectaculares, los cuales ocuparon diferentes órdenes religiosas como los agustinos, los dominicos y los franciscanos.

  1. Balnearios

Una de las atracciones favoritas de muchos visitantes son los balnearios y parques acuáticos, de los cuales Hidalgo es un estado con gran variedad de ellos.

En Ixmiquilpan, Actopan, Tasquillo, Santiago de Anaya y Tecozautla, se encuentran los principales, con diferentes atracciones como toboganes, albercas con olas, aguas termales, entre otros.

  1. Historia

Hidalgo guarda muchos episodios de historia sobre su suelo en todas las épocas de México. Y es cuna de personajes importantes como el estratega de la Revolución Mexicana, general Felipe Ángeles, Pedro María Anaya, quien fuera presidente de la república, Rodolfo Guzmán, alias El Santo, uno de los máximos luchadores de la historia, entre muchos otros.

Además, cuenta con varias zonas arqueológicas, siendo la más conocida la de Tula con sus imponentes atlantes, y en Ixmiquilpan reposa la estatua original de la Diana Cazadora.

  1. Gastronomía

Hidalgo es uno de los estados con mayor variedad gastronómica en México. Y eso se puede comprobar fácilmente al leer cuales son algunas de las delicias culinarias que se preparan en el estado: pastes, barbacoa, escamoles, chinicuiles, zacahuil, plato huasteco, enchiladas, ximbó, mixiotes, jumiles, guajolotes….en fin, una larga lista.

Y para otro tipo de gustos se puede visitar la muestra gastronómica de Santiago de Anaya, que se realiza anualmente en abril, y donde se preparan gran cantidad de platillos exóticos de animales y plantas como tlacuache, caracoles, chapulines, ardilla, entre muchos otros.

  1. Cultura

Las tradiciones, la música, las artesanías, las fiestas populares, las lenguas indígenas y muchas más cosas hacen de Hidalgo un estado con una gran riqueza cultural que es palpable en cualquier sitio que visites.

El huapango hará mover tus pies en cuanto lo escuches, podrás disfrutar de los carnavales, el Xantolo, las fiestas patronales o ferias, los tenangos, la alfarería, el barro y otras artes te dejarán cautivado, como sólo en Hidalgo te pasará.

  1. Acueducto Padre Tembleque

El 5 de julio de 2015, el acueducto del parque Tembleque, ubicado en los límites del estado de Hidalgo y Estado de México, en el municipio de Zempoala, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Un total de 48 kilómetros ocupan la longitud del acueducto, pero es la arquería mayor la que lo distingue, ya que cuenta con 68 arcos de medio punto que se extienden a lo largo de 904 metros, alcanzando en su punto más alto 38.75 metros.

Un lugar que no podrás perderte en tu visita a Hidalgo y que se encuentra muy cerca de Pachuca.

  1. Haciendas

Apan, Tepeapulco, Zempoala, Emiliano Zapata, Epazoyucan, Tlanalapa y Almoloya conforman el corredor de haciendas del estado, aunque existen otras muy conocidas como la hacienda Santa María Regla, en Huasca de Ocampo.

La mayoría de estas haciendas están abiertas al público, siendo algunas hoteles y otras lugares para eventos sociales, aunque también hay algunas que ofrecen recorridos turísticos para conocer más de su historia.

  1. Naturaleza

Diversos climas existen en Hidalgo, algo que ayuda a que su geografía sea muy variada, además de su flora y fauna. Pero las montañas y cerros con los que cuenta son también algo que maravilla en el mundo, sobre todo en un lugar como el parque nacional El Chico, que cuenta con diversos puntos que muestran a la naturaleza en su máximo esplendor, como lo es el parque El Cedral.

Mientras que en la zona de la Huasteca el calor es la característica de lugares como Huejutla, en la sierra la neblina distingue a Tlanchinol, mejor conocido como Tlanchinieblas, y más al centro Pachuca está con su aire característico.